El Ático situado en la planta superior te invita a disfrutar del mejor ambiente mexicano de los locales neoyorquinos, con los mejores cócteles y buena música. Su techo abuhardillado de más de 5 metros de altura se convierte, con las luces, en un cielo estrellado.